LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

martes, septiembre 11, 2012

COMO CONSIDERABAN LOS REFORMADORES AL PAPADO Y A LA IGLESIA ROMANA


 MUCHOS, DENTRO DEL EVANGELICALISMO, TIENEN UNA IDEA EQUIVOCADA ACERCA DE DONDE VIENE EL ORIGEN DE RELACIONAR AL PAPADO CON EL ANTICRISTO Y A LA IGLESIA ROMANA CON LA GRAN RAMERA. ALGUNOS INCLUSIVE CREEN QUE TODO ESTO EMPEZO CON LAS PUBLICACIONES CHICK. SIN EMBARGO UN REPASO DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA NOS MUESTRA QUE MUCHOS ANTES DE LOS REFORMADORES LA IGLESIA ROMANA Y EL PAPADO ERAN CONSIDERADOS COMO "EL ANTICRISTO" Y "LA GRAN RAMERA."

HE AQUI HE RESUMIDO UNA RESEñA HISTORICA ACERCA DE  LA APLICACION DE "ANTICRISTO" Y "GRAN RAMERA" AL PAPADO Y LA IGLESIA ROMANA:


Durante once siglos, los cristianos han identificado la Iglesia de Roma como la ramera de Apocalipsis 17. Para el 900 dC, " Tergandus, obispo de Tréveris, llamó “anticristo”  al Papa, sí, un lobo, y Roma, Babilonia" (Martyrs Mirror, 5 ª edición en Inglés, p. 240).

En el siglo X, Arnulphus, obispo de Orleans, llamado Anticristo al Papa, en un consejo completo en Reims (Peter Allix, La Historia Eclesiástica de las antiguas Iglesias de Piedmont, 1821, p. 229).

El tratado Valdense titulado “la Lección Noble," con fecha del año 1100, declaró: "Anticristo, el asesino previsto de los Santos, ya apareció en su verdadero carácter, sentado monarquicamente en la ciudad de las siete colinas"  

En 1120 o 1160 dC, un Tratado sobre el Anticristo identificó al Papa de Roma como el Anticristo. George Faber identifica esto como una producción de Pedro Valdo (Faber, pp 379-384).

En 1206, los albigenses hicieron la siguiente confesión: "La Iglesia de Roma no fue la esposa de Cristo, pero la Iglesia de confusión, ebria de la sangre de los mártires, que la política de la Iglesia de Roma no era ni buena ni santa, ni establecida por Jesucristo "(Peter Allix, La Historia Eclesiástica de las antiguas Iglesias de los albigenses, edición 1821, publicado por primera vez en 1692, p. 178).

A lo largo de la época de la Reforma, Roma era considerada la madre de las rameras. El 9 de septiembre de 1560, el pastor Jean Louis Paschale de Calabria, poco antes de ser quemado vivo en presencia del Papa Pío IV en Roma, se dirigió al Papa y "lo instruyó de cargos como el enemigo de Cristo, el perseguidor de su pueblo, y el Anti-Cristo de la Escritura, y concluyó con la convocatoria a él y a todos sus cardenales que respondan por sus crueldades y asesinatos ante el trono del Cordero "(JA Wylie, Historia de los valdenses, c1860, p. 120)

William Tyndale identificó al Papa como el Anticristo en su tratado "La Práctica de prelados" y en su Prefacio a la edición 1534 de el Nuevo Testamento. Muchas de las primeras Biblias protestantes contenían ilustraciones que retrata la Mujer Escarlata de Apocalipsis 17, e identifica a la Iglesia Católica Romana como la religión apóstata. En 1893 su obra titulada La unión con Roma, el obispo Christopher Wordsworth de la Iglesia de Inglaterra expresó la opinión que prevaleció entre los protestantes de la época: "... nos tiemblan a la vista, mientras se lee la inscripción, estampada en grandes caracteres,` Misterio, Babilonia la Grande ", escrito por la mano de San Juan, guiada por el Espíritu Santo de Dios, en la frente de la Iglesia de Roma.

Las Notas de John Wesley: Mas el que tuviese la marca, a saber, el nombre de la bestia, o el número de su nombre - El nombre de la bestia es la que él lleva a través de su duración total, a saber, el de Papa o el Papa: el número de su nombre es el tiempo durante el cual se lleva este nombre. El que, por lo tanto, recibe la marca de la bestia es como si hubiera dicho expresamente: "Reconozco el papado actual, como procedente de Dios," o, "Yo reconozco que lo que san Gregorio VII ha hecho, de acuerdo con esta la leyenda, (autorizado por Benedicto XIII.,) y lo que se ha mantenido en virtud del mismo, por sus sucesores hasta nuestros días, es de Dios. " En el primer caso, el hombre tiene el nombre de la bestia como una marca; en la última, el número de su nombre. En una palabra, para que el nombre de la bestia, es decir, a reconocer Su Santidad Papal, tener el número de su nombre es reconocer la sucesión papal. La segunda bestia hará cumplir la recepción de esta marca bajo las más severas sanciones. (Juan Wesley, Notas explicativas sobre la Biblia Entera, Apocalipsis 13:17)

Hay cientos de miles de cristianos protestantes que identifican a Roma como la ramera de Apocalipsis 17. La Iglesia Católica Romana en parte cumple la profecía de Apocalipsis 17 de una prostituta religiosa de todo el mundo.

Si todos estos testimonios de los últimos mil años proporcionaron pruebas suficientes para identificar a la Iglesia romana como la Gran Ramera, entonces todos los elementos restantes de la profecía también deben coincidir. De los que ya han pasado, todos coinciden. De los elementos que están por suceder, también coincidirán.

Roma no ha tenido en cuenta esta notoriedad, pero se ha involucrado en una campaña de disuadir a la opinión pública de que se identificó como la prostituta y la Bestia de Apocalipsis 17. Muchos libros y sitios web hoy en día tienen mucho que decir sobre el anticristo y el número 666, y en ellos, usted no encontrará una referencia a Roma, el catolicismo o el Papado. El Movimiento Ecuménico ha sido, pues, un esfuerzo exitoso de los papistas.

Durante la Reforma, cuando la escritura de la explosión en las impresoras protestantes en la lengua común y vernacular, en lugar del Latin, se hizo evidente para los estudiosos de la profecía bíblica que la bestia y el anticristo y la apóstata Babilonia de los Misterios de los libros de Daniel y Apocalipsis ya estaba en la escena y había sido durante más de mil años! Debido a su estudio de la Biblia, John Wycliff, Hus John, William Tyndale, Martín Lutero, Felipe Melanchthon, Juan Calvino, Juan Knox, Ulrico Zwinglio, y Juan Wesley todos identificaron al Papado de la Iglesia Católica Romana como el poder del Anticristo y apóstata Babilonia de los misterios, al igual que muchos otros. 

Si los gigantes de la Reforma llegaron a esta conclusión, algunos incluso de fueron quemados en la hoguera por sus creencias, entonces ¿cuándo y cómo el protestantismo abandono la interpretación historicista y adopto el futurismo, donde el Anticristo es una figura no identificada desconocido fuera en el futuro?

PRETERISMO Y FUTURISMO

En pocas palabras, tanto el Preterismo y el Futurismo fueron inventados por sacerdotes jesuitas durante la Reforma con el fin de calmar la ira en contra de la Iglesia Católica y contrarrestar la interpretación historicista planteada por los protestantes “heréticos.”  Sobre todo en los últimos 100 años más o menos, la interpretación futurista Católica ha ido afianzándose gradualmente en el protestantismo.

La ruptura de la Reforma del Papado. El hombre de pecado había sido "revelado", reconocido y proclamado como el Papado por los reformadores. No sólo los reformadores, pero miles de sus seguidores y  reyes, de acuerdo con las interpretaciones proféticas. Su postura en contra del Papado dio a los reformadores y las naciones el poder de romper su lealtad al sistema Papal.

La reacción del Papa - la "Contrarreforma". En un intento de desviar el debilitamiento del papado por la influencia de la Reforma protestante, el papado lanzo un contraataque en dos puntas:

Alrededor de 1590, Francisco Ribera publicó un libro de 500 páginas sobre el Apocalipsis. Los primeros capítulos de Apocalipsis se aplica a la época de la iglesia primitiva. De Apocalipsis capítulo 4 en adelante se aplica literalmente, a un reinado literal 3-1/2 años de un hombre individual, el AnticristoÉl enseñó que el Anticristo debera reconstruir el templo de Jerusalén, negar a Cristo, pretender ser Dios, y para vencer el mundo. Roberto Belarmino, uno de los más famosos jesuitas Cardenales, enseño que el Anticristo ser un individuo Judio, que reinaría años 3-1/2 literal en Jerusalén, en la que habitaría todo el poder del diablo.

Esta interpretación sentó las bases de la unión  Papal-evangelica. La interpretación fundamentalista evangélica de El Anticristo y el Hombre de Pecado siguen la interpretación de Ribera y los puntos de vista futurista de Belarmino. Esta interpretación Jesuita, futurista que se enseña hoy dentro del Dispensacionalismo, fue rechazada por los Reformadores. 

Así entró entonces crea espacio para el ecumenismo entre el protestantismo y el catolicismo romano. Si el Papado no es el Anticristo, entonces no tiene sentido la separación de la Reforma del Papado.

No hay comentarios: