LA VERDAD

Este sitio es acerca la teología reformada tal como fue enseñada por los grandes e influyentes reformadores del siglo 16. El trabajo de ellos cambió la forma de ver el Cristianismo en términos de teología y liturgia. Fueron ellos que viendo la corrupción en la existente iglesia Católica desearon reformarla de acuerdo a Escritura, trayendo consigo la mas grande revolución religiosa y social que la historia de la iglesia haya sido testigo. Su legado sigue hoy en este siglo, y su influencia cambió Europa y dio nacimiento a los Estados Unidos de América.

miércoles, junio 12, 2024

YAHWEH SE PRESENTA A JACOB Y CONFIRMA EL PACTO ABRAHAMICO

 



CATEGORIA: TEOLOGIA DEL PACTO

 

DIOS SE APARECE A JACOB EN SUEÑO

Genesis 28:10-15


JACOB DESCANSA EN CAMINO A BERSEBA

El capítulo no dice si Jacob estaba acompañado, al parecer estaba solo. Era un viaje largo y cansado, por lo tanto, era común descansar. Fíjese que usa una piedra como almohada. Obviamente, él tuvo que poner algo que amortiguara la dureza de la piedra, por ejemplo parte de su túnica o ropa.

10 Jacob partió de Berseba y se encaminó hacia Jarán. 

11 Cuando llegó a cierto lugar, se detuvo para pasar la noche porque ya estaba anocheciendo. Tomó una piedra, la usó como almohada y se acostó a dormir en ese lugar. 

 

EL SUEÑO DE JACOB

El sueño es algo enigmático y muchos han dado su opinión de lo que pudiera significar la escalera y los ángeles. Creo que esta relacionado al pacto Abrahamico, pues mas adelante vemos que Yahweh repite las mismas promesas hechas a su padre Isaac y abuelo Abraham. Los ángeles simbolizan la continua comunicación de Dios con Jacob

12 Allí soñó que había una escalinata apoyada en la tierra y cuyo extremo superior llegaba hasta el cielo. Por ella subían y bajaban los ángeles de Dios. 

 

YAHWEH SE APARECE A JACOB EN SUEÑO

aquí está la interpretación del sueño y la escalera con ángeles subiendo y bajando, en realidad es la promesa pactual para Jacob y sus generaciones: Veamos las partes de la promesa:

13 En el sueño, el Señor estaba de pie junto a él y le decía:

El lenguaje describe a Yahweh como una persona de pie junto a Jacob, se puede entender como una teofanía (apariciones de Dios con atributos físicos humanos), el escritor hace que esta experiencia sea “personal” y “real” y no solo un simple sueño.

YAHWEH SE PRESENTA COMO EL DIOS DE PACTOS DE SUS PADRES

«Yo soy el Señor, el Dios de tu abuelo Abraham y de tu padre Isaac.

Se presenta como el “Yahweh” el “Elohim” de Abraham e Isaac.

 

YAHWEH REPITE LA PROMESA HECHA A ABRAHAN E ISAAC

A ti y a tu descendencia les daré la tierra sobre la que estás acostado. 

14 Tu descendencia será tan numerosa como el polvo de la tierra.

Descendencia, familia, hijos, la promesa ahora se repite y confirma a Isaac, vemos entonces que Dios incluye a los hijos. En la promesa a Abraham, el evangelio esta en tipologías de la “tierra prometida” para sus hijos por generaciones, de aquí que la salvación es familia, pactual y generacional. La frase “numerosa como el polvo de la tierra” se refiere al alcance universal de la salvación, no que todos se van a salvar, sino que el alcance es para muchas generaciones en todas partes.

 

YAHWEH REPITE LA PROMESA DEL EVANGELIO QUE “TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA SERAN BENDITAS”

Pablo apóstol dice en gálatas que esto es el evangelio predicado a Abraham y sus descendientes,

“Te extenderás de norte a sur y de oriente a occidente, y todas las familias de la tierra serán bendecidas por medio de ti y de tu descendencia.”

Vea lo que dice Pablo,

“Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva [evangelio] a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones.” (Gal 3:8)

¿ve? El evangelio fue predicado a Abraham en esta promesa, pues la “bendición” en este contexto es sinónimo de “salvación.”

 

YAHWEH PROMETE A JACOB ESTAR CON EL SIEMPRE HASTA CUMPLIR SU PROMESA

El paralelo con Mateo 28:19 es impresionante, “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Yahweh promete estar con Jacob en todas partes hasta cumplir su propósito de ser bendición a todas las naciones de la tierra, esta promesa escatológica es también soterologica. Pues como hemos visto se cumple en Cristo para salvación.

15 Yo estoy contigo.

Te protegeré por dondequiera que vayas

y te traeré de vuelta a esta tierra.

 No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido».

En la Gran comisión, Jesús dice lo mismo, pues promete estar con los discípulos hasta el fin, y es una promesa escatológica soterologica, lo mismo.

Concluimos entonces, que la salvación es pactual, familiar y generacional.


Caesar Arevalo

domingo, junio 09, 2024

LA SALVACION ES PACTUAL, FAMILIAR Y GENERACIONAL

 

 


INTRODUCCION

Las escrituras ensenan que en el plan de Dios para redimir a su pueblo de sus pecados y darles la salvación su promesa incluye a toda la familia. Eso se ve en los primeros capítulos de Genesis en personajes como Adán, Noe, Abraham, Isaac, Jacob. Las promesas de Dios a Abraham y sus descendientes son explicitas en esto y claramente se ve que la salvación es pactual, familiar (hijos) y generacional (descendientes). En el nuevo pacto vemos la misma idea en el libro de los Hechos, los apóstoles

 

LO QUE ENSENA EL NUEVO TESTAMENTO

Analicemos algunos pasajes en el Nuevo Testamento en donde la promesa de salvación incluye a toda la familia, esto es esposa e hijos.

Hechos 11:11-14

10 Y esto se hizo tres veces, y volvió todo a ser llevado arriba al cielo.

 11 Y he aquí, luego llegaron tres hombres a la casa donde yo estaba, enviados a mí desde Cesarea. 12 Y el Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar.

Fueron también conmigo estos seis hermanos, y entramos en casa de un varón, 13 quien nos contó cómo había visto en su casa un ángel, que se puso en pie y le dijo: Envía hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro; 14 él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa. 

Este texto es importante pues nos ensena que la salvación no era una experiencia individual aislada de su contexto familiar, sino que como vamos a ver incluye a la FAMILIA. Primeramente, el evento es cuando Pedro testifica a los ancianos judíos de Jerusalén que por revelación divina se le ordena a ir de Jope a Cesarea a la casa de un oficial centurión llamado Cornelio, soldado romano gentil. Este evento marca el momento en donde el evangelio pasa de ser un mensaje local y étnico a un mensaje universal para los gentiles (10:30-48).

La palabra “casa” viene del griego “Oikos” que se traduce como “edificio” en donde viven personas, pero también como “familia” la cual vive en el edificio (Oikos). La construcción gramatical implica que la salvación es para Cornelio y su familia (Oikos), en este caso oikos no se refiere al edificio, más bien a las personas (familia=hijos) que viven en la casa. Por lo tanto, la salvación no fue SOLO para Cornelio, pero para él y toda su familia. Veamos:

El propósito de esta visita esta en el v. 14,

“él te hablara palabras por las cuales serás salvo tu y tu toda tu casa”.

La construcción griega es así,

σωθήσῃ (salvar) σὺ (tu) καὶ (y) πᾶς (toda) (la) οἶκός (casa) σου (tu)

vemos que el adjetivo “pas” (toda)  modifica la palabra “oikos” (casa).

Que se traduce literalmente “serás salvo tu y TODOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA” (incluye a niños, la familia entera)

La salvación por lo tanto en la mentalidad hebrea de los discípulos es para el creyente y TODA su casa, esposa e hijos.

 

Hechos 16:15

13 El día de reposo salimos fuera de la puerta, a la orilla de un río, donde pensábamos que habría un lugar de oración. Nos sentamos y comenzamos a hablar a las mujeres que se habían reunido.

 14 Y estaba escuchando cierta mujer llamada Lidia, de la ciudad de Tiatira, vendedora de telas de púrpura, que adoraba a Dios; y el Señor abrió su corazón[h] para que recibiera lo que Pablo decía. 15 Cuando ella y su familia[i] se bautizaron, nos rogó:

«Si juzgan que soy fiel al Señor, vengan a mi casa y quédense en ella». Y nos persuadió a ir.

Un elemento que debemos tener en cuenta y que nos va a ayudar lo que los apóstoles entendían por salvación es la palabra “casa.” En todos estos pasajes y otros que uno lea en el nuevo testamento, la palabra “casa”, en este contexto, significa los que viven en dentro de la casa. Vea explicación arriba.

En el texto de arriba vemos que una mujer llamada Lidia que estaba escuchando lo que Pablo predicaba, respondió al llamado de Dios y después de hacer profesión de fe y se bautizó en agua, rogó a Pablo y Timoteo se quedaran en su casa (Oikos). en este caso la palabra “oikos” se refiere al edificio o casa, sin embargo, ya que también en una casa vive la familia, palabra “Oikos” se refiere también a los habitantes de la casa, es decir, los h”ijos. Uno puede decir que el texto no dice “hijos”, pero este argumento es falso pues cuando se habla de “oikos” generalmente incluye a los hijos de cualquier edad. Se puede entonces concluir que la salvación, en esto también, no fue limitada a Lidia como persona, pero también incluye a los de su casa, en el original es más enfático, dice, “ella se bautizó y toda su familia.”

 

Hechos 16:31-34

29 Entonces él pidió luz y se precipitó adentro, y temblando, se postró ante Pablo y Silas, 30 y después de sacarlos, dijo: «Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?». 31 Ellos respondieron: «Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa».

32 Y le hablaron la palabra del Señor[m] a él y a todos los que estaban en su casa. 33 El carcelero los tomó en aquella misma hora de la noche y les lavó las heridas, y enseguida fue bautizado con todos los suyos. 34 Llevándolos a su hogar, les dio de comer[n], y se regocijó grandemente por haber creído en Dios con todos los suyos[o].

Este pasaje esta en la misma línea de salvación familiar como los otros anteriores, aquí otro gentil romano pregunta a Pablo y Silas “qué debe hacer para ser salvo,” a lo cual Pablo le responde, “cree en el Señor Jesucristo” (objeto de la fe) pero agrega “y serás salvo tu y tu casa”. Otra vez menos que la salvación NO es una decisión individual ajena a su descendencia, pero que inclcluye el “oikos’ o sea la familia, los hijos.

V. 32 dice “32 Y le hablaron la palabra del Señor[m] a él y a todos los que estaban en su casa.”

πᾶσιν τοῖς ἐν τῇ οἰκίᾳ αὐτοῦ= A TODOS AQUELLOS EN SU CASA

Y ¿Quiénes son los de su casa? Obviamente, SUS HIJOS, SIN EXCEPCION.

 

Hechos 18

Cuando Silas y Timoteo llegaron de Macedonia, Pablo comenzó a dedicarse por completo a la predicación de la palabra, testificando solemnemente a los judíos que Jesús era el Cristo…

Partiendo de allí, se fue a la casa de un hombre llamado Ticio Justo, que adoraba a Dios, cuya casa estaba junto a la sinagoga. Crispo, el oficial de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa. También muchos de los corintios, al oír, creían y eran bautizados.

En este pasaje vemos algo interesante y también confirma que la salvación no es individual pero familiar. Aquí vemos que Pablo va a la casa de Ticio Justo que era creyente y vivía junto a una sinagoga. El oficial de la sinagoga cuyo nombre era Cristo, hace profesión de fe “creyó en el Señor CON TODA SU CASA.” Cuando vemos la construcción gramatical vemos esto,

ἐπίστευσεν τῷ κυρίῳ σὺν ὅλῳ τῷ οἴκῳ

“creyó en el Señor con toda su casa”

Fijese en el adjetivo “ὅλος” delante de “Oikos”. ὅλος,” significa “enteramente, completamente, en su totalidad”, cuando este adjetivo va delante del sustantivo “Oikos” esta diciendo que Crispo creyó “Y SU FAMILIA ENTERA EN SU TOTALIDAD” también creyó, esto indudablemente incluye a la familia, vemos aquí otra vez que la salvación no es individual, pero familiar.

 

1 corintios 1 16

16 También bauticé a los de la casa de Estéfanas; por lo demás, no sé si bauticé a algún otro. 

Aquí vemos otro pasaje que señala el hecho que la salvación es familiar, incluye a toda la casa “Oikos.” Pablo testifica que bautizó a la casa (Oikos) de Estéfanas. 

Dos cosas muy importantes 1) bautismo implica que hubo adultos que creyeron en el Señor Jeuscristo, y 2) Pablo no dice que “bautizó a Estéfanas” pero a LOS DE LA CASA DE ESTEFANAS.

Esta distinción es importante pues el texto pone en prominencia “a los de la casa” Oikos, es decir incluye a Estéfanas y los de su casa, es decir su familia, niños. Vemos otra vez que la salvación no es individual ni decisionista, pero pactual, familiar y generacional.

 

LA TEOLOGIA ABRAHAMICA, BASE DE LA SALVACION EN CRISTO

Ni Pablo ni Pedro predicaron un evangelio diferente de lo que Abraham predicó. Exacto, así como lo lee, Abraham predicó el evangelio de Cristo como lo vamos a ver, y justamente su mensaje es el mismo mensaje de los apóstoles.

Para entender el evangelio de Abraham veamos algunos textos claves en Genesis 12, 15 , 17 y 21.

Genesis 12      

          Y el Señor dijo a Abram:

«Vete de tu tierra,
De entre tus parientes
Y de la casa de tu padre,
A la tierra que Yo te mostraré.
Haré de ti una nación grande,
Y te bendeciré,
Engrandeceré tu nombre,
Y serás[
a] bendición.
Bendeciré a los que te bendigan,
Y al que te maldiga, maldeciré[
b].
En ti serán benditas todas las familias de la tierra».

El Señor se apareció a Abram y le dijo: «A tu descendencia[e] daré esta tierra». Entonces Abram edificó allí un altar al Señor que se le había aparecido. De allí se trasladó hacia el monte al oriente de Betel[f], y plantó su tienda, teniendo a Betel al occidente y Hai al oriente. Edificó allí un altar al Señor, e invocó el nombre del Señor. 

Esta es la base del mensaje pactual del evangelio de Jesucristo. Dios llama a Abraham de su circulo tribal para hacer de él una “nación grande” es decir una “familia de naciones y tribus.”Desde el principio vemos que el llamado de Dios aunque en un sentido es individual, es un llamado universal cosmológico y generacional. La frase “bendición” es lenguaje de salvación. Mas abajo en el v. 7 vemos que Dios bendecirá a su descendencia (familia y generacional) la tierra prometida. Por eso Pablo dice que somos “hijos de Abraham” por la fe. Cristianismo no es una novedad de una secta judía del primer siglo, cristianismo esta enraizado desde Abraham cuando es llamado de Ur de los Caldeos y sus bendiciones es no solo para su tiempo, pero también para nosotros en Cristo. Vea,

“Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.” (Gal. 3)

 

GENESIS 13:14-17

14 Y el Señor dijo a Abram después que Lot se había separado de él: «Alza ahora los ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte, el sur, el oriente y el occidente, 15 pues toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia[i] para siempre. 16 Haré tu descendencia[j] como el polvo de la tierra; de manera que si alguien puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia[k] podrá contarse. 17 Levántate, recorre la tierra a lo largo y a lo ancho de ella, porque a ti te la daré»

Vemos otra vez el concepto y principio de familia en el plan de la redención. Abraham no es aislado de su realidad, ni un individuo solitario viajando a una tierra que no conoce. Al contrario, el llamado de Dios a Abraham tiene como propósito la redención del mundo a través la familia por generaciones en generaciones en toda la tierra, esto es la base de la salvación en Cristo y la razón teológica que los discípulos siempre predicaron que la salvación es “para el creyente y su familia.” No existe una salvación individualista decisional. La salvación es pactual, familiar y generacional.

 

GENESIS 15:4-5

Pero la palabra del Señor vino a él, diciendo: «Tu heredero no será este, sino uno que saldrá de tus entrañas, él será tu heredero». El Señor lo llevó fuera, y le dijo: «Ahora mira al cielo y cuenta las estrellas, si te es posible contarlas». Y añadió: «Así será tu descendencia[e]».

En la mente de Dios la salvación de la humanidad es familiar. En Dios la salvación es una promesa para 

la descendencia de Abraham (hijos y posteridad generacional), por eso Pablo dice “14 para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.” (Gal, 3:14). 

Pablo entendió que la salvación o la bendición de Abraham no puede quedarse en el creyente, tal idea es auto derrotista, la promesa de la salvación debe ser para los herederos o descendientes, y para que esto sea para nosotros requiere creer en Jesucristo.

Dios prometa que la descendencia de Abraham es tan numerosa que no solamente esta confinada a sus descendientes biológicos (en parte) pero también a los descendentes por fe en Jesucristo.

 

GENESIS 17

Cuando Abram tenía 99 años, el Señor se le apareció, y le dijo:

«Yo soy el Dios Todopoderoso[a];
Anda delante de Mí, y sé perfecto[
b].
Yo estableceré[
c] Mi pacto contigo[d],
Y te multiplicaré en gran manera».

Entonces Abram se postró sobre su rostro y Dios habló con él:

«En cuanto a Mí, ahora Mi pacto es contigo,.
Y serás padre de multitud de naciones.
Y no serás[
e] llamado más Abram;
Sino que tu nombre será Abraham;
Porque Yo te haré padre de multitud de naciones.

Aquí vemos que la salvación es pactual. Dios hace un pacto perpetuo generacional para el y su descendencia. Dios promete multiplicar su descendencia bajo un pacto generacional.

Dios afirma que su pacto es CON ABRAHAM Y SU DESCENDENCIA (“serás salvo tu y toda tu casa).

Dios cambia el nombre de Abraham “de Abram a Abraham” y así este nombre es pactual no solo para el pero también para todos aquellos que tienen la fe de Abraham “ Sabed, por tanto, que los que son de fe, estos son hijos de Abraham” (Gal. 3:7).

CONCLUSION

Para concluir entonces basado en la evidencia pactual de Abraham en el libro de Genesis, y su vínculo teológico con la fe en Jesucristo que Pablo apóstol explica en Gálatas 3, se entiende que la salvación en Cristo es pactual, familiar y generacional.

 

Caesar Arevalo

sábado, junio 01, 2024

COMO PREPARARNOS PARA EL DIA DEL SEÑOR

 

COMO PREPARARNOS PARA EL DIA DEL SEÑOR



INTRODUCCION

El día del Señor (primer día de la semana) es un día muy importante para el cristiano, ese día los cristianos nos reunimos para adorar a Dios con Salmos, tener comunión y escuchar la exposición de las Escrituras. Los puritanos y presbiterianos siempre pensaban que antes del día del Señor, los cristianos deberían prepararse espiritualmente un día antes, el sábado, para estar listos el día del Señor y obtengamos el mayor beneficio espiritual cuando nos reunimos con el resto de los hermanos.

Para esto vamos a estudiar lo que dice el catecismo mayor de Westminster cap. 17. En forma sucinta y breve, el catecismo nos dice como debemos presentarnos el día del Señor.

P.117. ¿Cómo debe ser santificado el  Sábado  o “Día del Señor”?

 

R.El Sábado o «Día del Señor» debe ser santificado mediante un santo descanso durante todo el día, no sólo de aquellas obras que son pecaminosas en todo tiempo, sino también de aquellas ocupaciones y recreaciones mundanas que durante los demás días son legítimas; deleitándonos en usar todo el tiempo (excepto aquella parte que debe tomarse para usarla en obras de necesidad y misericordia) en el ejercicio de la adoración a Dios, tanto en público como en privado: y, con esa finalidad, debemos preparar nuestros corazones, y con tal previsión, diligencia y moderación, poner en orden y desocuparnos a tiempo de nuestros negocios mundanales, para que estemos más libres y dispuestos para los deberes del Día del Señor.

 

COMENTARIO

Para los puritanos ingleses calvinistas y presbiterianos el “Sabbath” no se refería a la observancia del sábado o séptimo día, sino mas bien al domingo llamado Dia del Señor. Por eso en la literatura de ese tiempo vamos siempre a leer esa palabra para la observancia del Dia del Señor el domingo.  Segundo, vemos que los puritanos y presbiterianos prohibían que ese día los cristianos lo empleen en diversiones y cosas “mundanas,” que no tenían nada que ver con asuntos religiosos. Mas bien, los cristianos deberían de hacer actividades llamadas “obras de misericordia,” es decir emplear el tiempo en adorar al Señor no solamente en las iglesias pero también en las casas: leer las escrituras, oración y cantar los salmos y ayudar al prójimo, enfermos y en necesidad.

Sin embargo, la preparación del Sabbath empieza el día anterior, es decir el sábado en la tarde.

No contentos con la estricta observancia del sábado únicamente, los puritanos y presbiterianos incluyeron el sábado por la tarde entre sus días santos, y en los primeros años coloniales en America estas instrucciones fueron dadas al gobernador Endicott de la New England Plantation Company: 

"Y con el fin de que el Sabeth pueda ser celebrada de manera religiosa, designamos que todos puedan cesar de su trabajo todos los sábados durante todo el año a las tres de la tarde, y que pasen el resto del día catequisando y preparándose para el Sabeth (domingo)según lo indiquen los ministros. "

Cotton Mather escribió así sobre su abuelo, el viejo John Cotton:

 "Comenzaba el sábado, la noche anterior, y para observarlo desde la noche escribió argumentos antes de venir a Nueva Inglaterra, y supongo que fue por razón y práctica que los cristianos de Nueva Inglaterra en general también lo habían estado haciendo de esa forma".

Luego habla de los prolongados servicios religiosos que se celebraban en la casa de los Cotton todos los sábados por la noche, servicios tan largos que, en comparación, los ejercicios del día de reposo debieron parecer un ligero interludio.


Puritanos y presbiterianos prohibieron juegos y toda actividad mundana el Dia del Señor 

Los puritanos así como los presbiterianos entendían que el Dia mismo del Señor se debe de santificar en actividades y acciones espirituales y de caridad a los hermanos y prójimo, pues es el día señalado por el Señor de honrar- su santo Nombre. Durante la semana el cristiano trabaja para proveer a su casa, entonces es un deber por Dios mismo dedicarle un día para adorarles y santificarlo.

En su libro, “El sábado en Nueva Inglaterra Puritana,” Alice Morse escribió,

 “Todos los clérigos de Nueva Inglaterra se mostraron rígidos en la prolongada observancia del domingo. Desde el atardecer del sábado hasta el domingo por la noche no se afeitarían, ni harían barrer las habitaciones, ni hacer las camas, ni preparar la comida, ni lavar los utensilios de cocina ni la vajilla. Tan pronto como comenzaba el sábado, reunían a sus familias y sirvientes a su alrededor… y leían la Biblia, exhortaban, oraban y recitaban el catecismo hasta las nueve en punto, generalmente a la luz de una pequeña “vela” solamente…. Dulce para los peregrinos y para sus descendientes fue el silencio de su tranquila noche de sábado y su quieto y tranquilo sábado, señal para ellos, no sólo del descanso semanal ordenado en la creación, sino del descanso eterno por venir.”

En su libro, “Como observar el Dia del Señor,” el prominente teólogo puritano John Owen (1616-1683) nos da pautas de cómo prepararnos para el Dia del Señor,

          Guía

Meditación. Medita en la majestad, la santidad y la grandeza de Dios. Recordarlo como el Autor de nuestro descanso sabático. Recuerde Su obra que produce nuestra celebración de Sus ordenanzas, especialmente la redención por medio de nuestro Señor Jesucristo. Medita en la importancia, las razones y los propósitos del Día del Señor a seguir. Reflexiona sobre sus santos privilegios, ventajas y deberes. Una comprensión profunda de estas cosas nos ayuda a aprovecharlas más que aquel que simplemente sabe que el domingo es un tiempo sagrado. La meditación deliberada sobre Dios y Su amor como esta nos libera para adorar de la mejor manera posible sin distracciones.

Súplica. Ore específicamente acerca de los deberes del Día del Señor. La oración es preparación para cada deber. La oración es la forma principal en que expresamos dependencia de Dios en Cristo. La oración es necesaria para que nuestros corazones comprendan nuestra propia pobreza espiritual y nuestra desesperada necesidad de la gracia de Dios. Un tiempo de oración antes del Día del Señor es un medio indispensable para obtener la mayor bendición. Debemos agradecer a Dios y celebrar su bondad al darnos este regalo.

Además de la acción de gracias, ofrezca peticiones por dos cosas principales.

1) Por la gracia de temerle y deleitarnos en su adoración, de venir a Él con humildad, amor, gozo y paz, y de remediar nuestros defectos de diligencia, constancia y disciplina mental insuficientes.

2) Para eliminar los males que enfrentamos en la adoración, como las tentaciones de Satanás, las distracciones mentales y las ofensas contra personas y cosas, ofensas que obstaculizan la verdadera adoración (Rom. 8.26-27).

Instrucción. El deber de enseñar a los hogares como tales cómo adorar al Dios verdadero recae especialmente en sus cabezas, como vemos en la recomendación de Dios a Abraham (Gén 18,19). Los jefes de familia deben de vez en cuando instruir a sus familias sobre cómo guardar el Día del Señor. Descuidar esto ha llevado primero a la mera formalidad y luego a un descuido total del Día del Señor.

 

CONCLUSION

Obviamente mucho ha cambiado desde el tiempo de los puritanos para ahora siglo 21, mucho de las sectas evangélicas y protestantismo en general ya no observan el Sabbath ni menos el día anterior al Dia del Señor como se celebraba siglos antes. Se podría decir que los mismos cristianos, presbiterianos y otros violan el Dia del Señor por no honrarlo la forma que debe ser honrado.

Sin embargo, el principio es el mismo, prepararnos espiritualmente desde el sábado o día anterior al Dia del Señor es importante y moralmente necesario, esto es posible en acciones de gracia, de adoración y ejercicios espirituales en la casa con la familia para que el Dia del Señor, cuando nos reunamos, nuestro espíritu y mente estén listos a recibir la gracia de Dios por su Palabra.

 

CAESAR AREVALO

 

viernes, mayo 31, 2024

LA SALVACION NO ES INDIVIDUAL, ES PACTUAL, FAMILIAR Y GENERACIONAL

                                                                                             


TESIS: LA TEOLOGIA DEL PACTO NOS ENSEÑA QUE LA SALVACION ES PACTUAL, FAMILIAR, GENERACIONAL, SEGURA E IRREVOCABLE

 

INTRODUCCION

Las escrituras enseñan que Dios se revela a los hombres a través de pactos. Esto significa que todo su plan redentor es con hombres que el escoge y a quienes les promete bajo juramento pactual bendiciones generacionales que incluyen a su familia y su posteridad y son irrevocables. Esto quiere decir que la salvación nunca fue de iniciativa humana, voluntaria e individual. Las escrituras no enseñan que la salvación es individual y voluntaria o dependiente del hombre, al contrario, desde el principio de las escrituras, Dios es la fuente de la salvación, el elige a quien salvar, con quien hacer pacto, y sus pactos son irrevocables.

Cuando las escrituras hebreas hablan de salvación habla en términos pactuales, de promesas y bendiciones. Estos elementos son justamente lo que encontramos en cada encuentro que Dios tuvo con Abraham, Isaac, Jacob, David, Salomon, etc. Por lo tanto no tenemos que leer la palabra “salvación” necesariamente para saber que Dios esta hablando acerca de la salvación, veamos.

 

LA TEOLOGIA DEL PACTO ME ENSENA QUE LA SALVACION ES PACTUAL, FAMILIAR, GENERACIONAL. SEGURA E IRREVOCABLE.

 

En Genesis 12 leemos el primer encuentro de Dios con Abraham,

          Y el Señor dijo a Abram:

«Vete de tu tierra,
De entre tus parientes
Y de la casa de tu padre,
A la tierra que Yo te mostraré.
Haré de ti una nación grande,
Y te bendeciré,
Engrandeceré tu nombre,
Y serás[
a] bendición.
Bendeciré a los que te bendigan,
Y al que te maldiga, maldeciré[
b].
En ti serán benditas todas las familias de la tierra».

Aquí vemos que Yahweh le ordena a Abraham a dejar su familia de origen en Ur de los Caldeos a una tierra que Dios le mostrara (tipología de vida eterna).

Segundo, vemos después que Dios Yahweh le hace una promesa, “hará una nación grande y le bendecirá,” esto parece contradictorio pues antes le dijo que deje su lugar de origen y ahora le promete que hará de él una nación grande. La razón es simple, si Abraham hubiera permanecido en su tribu Sumeria entonces nunca hubiera cumplido el plan de Dios y hubiera pasado desapercibido en la historia. La palabra nación es “goim” que en hebreo es un sustantivo singular que significa “pueblo” naciones diversas y no solamente una tribu. Y no solamente eso, pero Yahweh lo bendecirá (Barak). Las bendiciones se entienden con el propósito que persigue, es decir, en este caso, las bendiciones de Yahweh a Abraham es hacer de él “una nación grande.” Naciones implican familias enteras, niños, descendientes, esto es el plan original de Dios, las familias, los niños, vemos entonces que desde el inicio, las bendiciones de Dios incluye a los niños, esto es así pues en los otros capítulos veremos que la bendición de Abraham no es individual, sino que se extiende a su descendencia, hijos y a los hijos de sus hijos, y así sucesivamente.

Vemos en el v. 3 que Dios Yahweh bendice a Abraham, por nombre, y la bendición de Abraham alcanzara a aquellos que bendigan a Abraham, y será de maldición a aquellos que maldigan a Abraham, y luego Yaweh hace una declaración que es el evangelio mismo, “en ti serán benditas todas las familias de la tierra.” La palabra que se traduce como familia viene del Hebreo “mish-pakha” que significa “clan” “parientes” “tribus” “familias en todo el sentido de la palabra” y esto obviamente incluye a todos los niños.

GENESIS 1314:17

14 Y el Señor dijo a Abram después que Lot se había separado de él: «Alza ahora los ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte, el sur, el oriente y el occidente, 15 pues toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia[i] para siempre. 16 Haré tu descendencia[j] como el polvo de la tierra; de manera que si alguien puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia[k] podrá contarse. 17 Levántate, recorre la tierra a lo largo y a lo ancho de ella, porque a ti te la daré».

En este pasaje vemos otro momento en donde Yahweh se presenta a Abraham y repite otra vez la promesa del capitulo anterior. Note que Yahwen le promete dar la tierra del Canaán a él y a su descendencia. La palabra “descendencia” es “ZERA” y significa “semilla” “vástago” “niños” “semen” “fértiles sexuales” “coito sexual.” Entonces vemos otra vez que la promesa de la tierra para Abraham incluye a todos sus descendientes, no solamente sus hijos, pero a los hijos de sus hijos y su posteridad. Vea el v. 16, compara la descendencia de Abraham como el “polvo de la tierra.” Los niños entonces se incluyen en la promesa abrahámica. Tome nota de esto.

GENESIS 15

15 Después de estas cosas la palabra del Señor vino a Abram en visión, diciendo:

«No temas, Abram,
Yo soy un escudo para ti;
Tu recompensa será muy grande».

Y Abram dijo: «Oh Señor Dios[a], ¿qué me darás, puesto que yo estoy[b] sin hijos, y el heredero[c] de mi casa es Eliezer de Damasco?». Dijo además Abram: «No me has dado descendencia[d], y uno nacido en mi casa es mi heredero».

Pero la palabra del Señor vino a él, diciendo: «Tu heredero no será este, sino uno que saldrá de tus entrañas, él será tu heredero».

 El Señor lo llevó fuera, y le dijo: «Ahora mira al cielo y cuenta las estrellas, si te es posible contarlas». Y añadió: «Así será tu descendencia[e]».

Y Abram creyó en el Señor, y Él se lo reconoció[f] por justicia. Y le dijo: «Yo soy el Señor que te saqué de Ur de los caldeos, para darte esta tierra para que la poseas[g]».

 Entonces Abram le preguntó: «Oh Señor Dios[h], ¿cómo puedo saber que la poseeré[i]?». El Señor le respondió: «Tráeme[j] una novilla de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón». 10 Abram le trajo[k] todos estos, los partió por la mitad, y puso cada mitad enfrente de la otra; pero no partió las aves. 11 Y las aves de rapiña descendían sobre los animales sacrificados[l], pero Abram las ahuyentaba.

Pacto de Dios con Abram

12 A la puesta del sol un profundo sueño cayó sobre Abram. El terror de una gran oscuridad cayó sobre él. 13 Y Dios dijo a Abram: «Ten por cierto que tus descendientes[m] serán extranjeros en una tierra que no es suya, donde serán esclavizados y oprimidos[n] durante 400 años. 14 Pero Yo también juzgaré a la nación a la cual servirán, y después saldrán de allí con grandes riquezas[o]15 Tú irás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez.

16 »En la cuarta generación ellos regresarán acá, porque hasta entonces no habrá llegado a su colmo la iniquidad de los amorreos». 17 Y sucedió que cuando el sol ya se había puesto, hubo densas tinieblas, y apareció un horno humeante y una antorcha de fuego que pasó por entre las mitades[p] de los animales.

18 En aquel día el Señor hizo un pacto con Abram, diciendo:

«A tu descendencia[q] he dado esta tierra,
Desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates:

19 la tierra de los quenitas, los cenezeos, los cadmoneos, 20 los hititas, los ferezeos, los refaítas, 21 los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos».

En este capitulo vemos muchos elementos pactuales que nos ayuda a entender mas la característica familiar del pacto. No voy a hacer un estudio detallado pues no es el propósito de este artículo, pero voy a señalar lo visible de la promesa textual del alcance del pacto.

Primero vemos que Yahweh promete un heredero a Abraham que nacerá de sus “entrañas,” y no será el hijo de su esclavo que nacerá en su casa. Note que Abraham menciona “casa” (BEIT) , pues esto nos indica que las bendiciones pactuales incluían desde el principio a los hijos nacidos en la casa. Yahweh le corrige y le dice, no será el hijo de tu esclavo, pero alguien que no solamente nacerá en tu casa (BEIT) pero de tus entrañas (MAYA =órganos internos).

Es aquí cuando Yahweh le dice a Abraham que mire el cielo y cuente las estrellas del cielo, pues así será su descendencia, a lo que Abraham creyó la promesa de Dios y Yahweh lo justifica en base a su fe, pues creyó la promesa pactual de Yahweh, tome nota pues Pablo apóstol toma este texto para desarrollar la conexión de los creyentes en Cristo y la promesa Abrahamica.

Luego Yahweh le repite cuando le ordenó abandonar su casa paterna en Ur de los Caldeos e inmediatamente hace un pacto allí mismo con Abraham cortando una cabra, carnero, tórtola y pichón.

El v. 18 Yahweh repite la promesa de darle a su descendencia (ZERA) la tierra de Canaán. Vemos entonces también en este pacto que la promesa incluye a los niños. Tenga esto en mente, pues esto nos ayudará a entender que así como el pacto de Dios a Abraham incluye a los niños nacidos en casa, así LO MISMO aplica en el nuevo pacto, las bendiciones incluye a los niños nacidos en hogares cristianos, sin ninguna alteración.

GENESIS 17

1 Cuando Abram tenía 99 años, el Señor se le apareció, y le dijo:

«Yo soy el Dios Todopoderoso[a];
Anda delante de Mí, y sé perfecto[
b].
Yo estableceré[
c] Mi pacto contigo[d],
Y te multiplicaré en gran manera».

Entonces Abram se postró sobre su rostro y Dios habló con él:

«En cuanto a Mí, ahora Mi pacto es contigo,
Y serás padre de multitud de naciones.
Y no serás[
e] llamado más Abram;
Sino que tu nombre será Abraham;
Porque Yo te haré padre de multitud de naciones.

Te haré fecundo en gran manera, y de ti haré naciones, y de ti saldrán reyes.

»Estableceré Mi pacto contigo[f] y con tu descendencia[g] después de ti, por todas sus generaciones, por pacto eterno, de ser Dios tuyo y de toda tu descendencia[h] después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra de tus peregrinaciones, toda la tierra de Canaán como posesión perpetua. Y Yo seré su Dios».

La circuncisión como señal del pacto

Dijo además Dios a Abraham: «Tú, pues, guardarás Mi pacto, tú y tu descendencia después de ti, por sus generaciones. 10 Este es Mi pacto con ustedes y tu descendencia después de ti y que ustedes guardarán: Todo varón de entre ustedes será circuncidado. 11 Serán circuncidados en la carne de su prepucio, y esto será la señal de Mi pacto con[i] ustedes.

12 »A la edad de ocho días será circuncidado entre ustedes todo varón por sus generaciones; asimismo el siervo nacido en tu[j] casa, o que sea comprado con dinero a cualquier extranjero, que no sea de tu descendencia. 13 Ciertamente ha de ser circuncidado el siervo nacido en tu casa o el comprado con tu dinero. Así estará Mi pacto en la carne de ustedes como pacto perpetuo. 14 Pero el varón incircunciso, que no es circuncidado en la carne de su prepucio, esa persona será cortada de entre su pueblo[k]. Ha quebrantado Mi pacto».

15 Entonces Dios dijo a Abraham: «A Sarai, tu mujer, no la llamarás[l] Sarai, sino que Sara[m] será su nombre. 16 La bendeciré, y de cierto te daré un hijo por medio de ella. La bendeciré y será madre de naciones. Reyes de pueblos vendrán[n] de ella». 17 Entonces Abraham se postró sobre su rostro y se rió, y dijo en su corazón: «¿A un hombre de 100 años le nacerá un hijo? ¿Y Sara, que tiene 90 años, concebirá?».

22 Cuando terminó de hablar con él, Dios ascendió dejando a[p] Abraham. 23 Entonces Abraham tomó a su hijo Ismael y a todos los siervos nacidos en su casa y a todos los que habían sido comprados con su dinero, a todo varón de entre las personas[q] de la casa de Abraham, y aquel mismo día les circuncidó la carne de su prepucio, tal como Dios le había dicho.

24 Abraham tenía 99 años cuando fue circuncidado, 25 y su hijo Ismael tenía trece años cuando fue circuncidado. 26 En el mismo día fueron circuncidados Abraham y su hijo Ismael. 27 También fueron circuncidados con él todos los varones de su casa, que habían nacido en la casa o que habían sido comprados a extranjeros.

De todos los pasajes en donde Yahweh se presenta a Abraham, este pasaje inluye la señal y sello del pacto Abrahamico para su descendencia por generaciones por venir. Otra vez, no voy a hacer un estudio detallado pues no eso es el propósito, sino más bien señalar y demostra que el pacto Abrahamico era familiar y generacional y que eso trasciende hasta nuestros días en la iglesia en Cristo.

Primeramente, aquí vemos que Dios Yahweh se presenta como “El Shaddai” que se traduce como “Dios Poderoso Proveedor grande y temible.” Segundo vemos que hace un pacto (BERIT) con él y le engrandecerá en gran manera, esto es la bendición.

Mas adelante vemos que Yahweh otra vez repite el pacto con Abraham y que será padre de multitud de naciones (GOIM), y por este pacto, le cambia el nombre de Abram (padre exaltado) a Abraham (padre de multitud de naciones). Este cambio de nombre es la clave para entender que el pacto de Dios a Abraham no puede ser revocado ni alterado en lo absoluto, es decir, su pacto es con Abraham y sus descendientes (niños y generaciones por venir) y esto mismo sigue vigente en la iglesia (el pacto es con los creyentes y su niños o casa [BEIT]).

Ahora Yahweh establece el sello y señal visible de este pacto: la circuncisión:

10 Este es Mi pacto con ustedes y tu descendencia después de ti y que ustedes guardarán: Todo varón de entre ustedes será circuncidado.

Note que incluye a su descendencia o sea niños.

 11 Serán circuncidados en la carne de su prepucio, y esto será la señal de Mi pacto con[i] ustedes. 12 »A la edad de ocho días será circuncidado entre ustedes todo varón por sus generaciones

note que dice que la circuncisión a los ocho días de haber nacido y esto incluye el corte o remover el prepucio como señal del pacto de Dios con Abraham y sus descendientes.

 asimismo, el siervo nacido en tu[j] casa, o que sea comprado con dinero a cualquier extranjero, que no sea de tu descendencia. 13 Ciertamente ha de ser circuncidado el siervo nacido en tu casa o el comprado con tu dinero. Así estará Mi pacto en la carne de ustedes como pacto perpetuo.

Vea que dice “pacto perpetuo.”

GENESIS 22

15 El ángel del Señor llamó a Abraham por segunda vez desde el cielo,

 16 y le dijo:

«Por Mí mismo he jurado», declara el Señor, «que por cuanto has hecho esto y no me has rehusado[f] tu hijo, tu único, 17 de cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia[g] como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos. 18 En tu simiente serán bendecidas[h] todas las naciones de la tierra, porque tú has obedecido Mi voz».

Después que Yahweh le cambia el nombre a Abraham, le pide sacrificar a su hijo Isaac en un monte en la región de Moriah. Y cuando iba a llevar a cabo el sacrificio el ángel de Yahweh (después veremos que ese ángel es Jesús en su etapa pre-encarnada) al ver que Abraham no dudó en obedecer a Yawheh detiene su brazo y le confirma y reconoce que Abraham efectivamente teme a Dios. Es allí entonces que Yahweh repite la bendición y le promete que multiplicara su descendencia (ZERA=hijos). Y luego viene la profecía en tu “simiente serán bendecidas todas las naciones de la tierra.” Esta profecía apunta a Jesús Cristo tal como el apóstol Pablo lo afirma.

En conclusión, decimos que el pacto abrahámico incluye sin excepción a todos los niños nacidos en la casa de creyentes y son elegibles de recibir el sello y señal del pacto, es decir la circuncisión.

SIGUE LO MISMO EL EN NUEVO PACTO

El apóstol Pablo, rabino jurídico y criado en la famosa escuela rabínica de Gamaliel conocía muy bien la narrativa del pacto de Abraham, Isaac y Jacob. Por lo tanto, en su carta a los gálatas Pablo vincula el pacto abrahámico a los creyentes en Cristo e ilustra el vinculo pactual como naciendo en la casa de Abraham, veamos,

Pablo empieza estableciendo el vínculo teológico en términos de fe,

Por tanto, sepan que los que son de fe, estos son hijos de Abraham.

De entrada vemos que los que profesan fe en Jesucristo, son hijos de Abraham, la estructura plural es muy importante pues Pablo tiene en mente el pacto la comunidad pactual o ekklesia que incluye a los niños y no a individuos, el cual es un concepto foráneo en la teología pactual. Además, ser “hijo de Abraham” implica que estamos bajo el pacto y estipulaciones de la casa de Abraham, es decir, “todo varón que nace será circuncidado a los ocho días de nacido”. Es decir, los niños de padres creyentes están sujetos a ser circuncidados como fueron los hijos en el tiempo de Abraham, no existía el moderno concepto anabautista evangélico estadounidense que los niños “no pueden ser bautizados pues no pueden creer y si es que ellos deciden hacerlo.” Semejante idea es ajena a la enseñanza bíblica y apostólica, es mas bien el producto de mente humanas sectarias y heréticas. La biblia es clara, los niños y bebes de padres creyentes hacen en la casa de Abraham y son sujetos a la señal y sello de la circuncisión. Mas adelante veremos como se aplica esta señal.

Segundo, Pablo aplica la promesa Abrahamica que en él serán benditas todas las naciones de la tierra al momento de creer en Jesucristo, ésta bendición es la misma bendición que Dios bendijo a Abraham. Esta promesa Pablo dice es el evangelio.

La Escritura, previendo que Dios justificaría[h] a los gentiles[i] por la fe, anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo: «En ti serán benditas todas las naciones». Así que, los que son de la fe son bendecidos con Abraham, el creyente.

Pablo explica que es a través de la fe en Cristo que la bendición de Abraham llega a los gentiles, veamos

14 a fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe.

La Pablo dice que las promesas que Dios hizo a Abraham fueron hechas a su descendencia, es decir Cristo, vea,

16 Ahora bien, las promesas fueron hechas a Abraham y a su descendencia[q]. No dice: «y a las descendencias[r]», como refiriéndose a muchas, sino más bien a una: «y a tu descendencia», es decir, Cristo[s].

Los que estamos bautizados en Cristo, estamos revestidos en Cristo, esto incluye a los niños de creyentes pues recuerde como hemos visto en los pasajes anteriores, nacemos en la casa de Abraham y en la casa de Abraham, lo hijos son parte del pacto,

25 Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo el guía[z]26 Pues todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús. 27 Porque todos los que fueron bautizados en Cristo, de Cristo se han revestido.

Al nacer en la casa de Abraham, ya no hay diferencias de sexo, ni status social, ni condición política, pues todos somos uno en Cristo, es decir comunidad de creyentes en un mismo pacto, y por lo tanto, descendientes (hijos) de Abraham y herederos de las mismas promesas, esto incluye a los ninos nacidos en la casa de Abraham

28 No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni[aa] mujer, porque todos son uno en Cristo Jesús. 29 Y si ustedes son de Cristo, entonces son descendencia[ab] de Abraham, herederos según la promesa.

LA VERDADERA CIRCUNCISION Y EL BAUTISMO COMO SELLO Y SEÑAL


Pablo enseña que en el nuevo pacto la circuncisión no requiere el corte del prepucio como lo fue en el tiempo de Abraham, mas bien habiendo ya venido Cristo y crucificado por los pecados de su pueblo, el que cree en El, en ese momento por la fe, somos circuncidados espiritualmente, el cual es la verdadera circuncisión.

11 También en Él ustedes fueron circuncidados con una circuncisión no hecha por manos, al quitar el cuerpo de la carne mediante la circuncisión de Cristo; 

El bautismo entonces se convierte en el sello y señal del nuevo pacto en Cristo, como la penúltima administración del pacto de gracia, el pacto abrahámico.

12 habiendo sido sepultados con Él en el bautismo, en el cual también han resucitado con Él por la fe en la acción del poder de Dios, que lo resucitó de entre los muertos.

POR LO TANTO,

El pacto abrahámico desde el principio incluyó a los niños de padres creyentes y así sigue hoy en el nuevo pacto en Cristo, Dios nunca excluyó a los niños, ni antes ni ahora ni después. Siendo Cristo nuestra circuncisión no hecha de manos, el bautismo entonces es nuestro sello y señal del nuevo pacto y ya que somos hijos de Abraham nuestros hijos deben de recibir el sello y señal, es decir el bautismo. Esto significa que la salvación nunca fue algo individual divorciado de su comunidad familiar, al contrario, como hemos visto Dios siempre tuvo en cuenta a la familia, a su descendencia por generaciones hasta el fin de los siglos.


Caesar Arevalo


NOTAS

Citas bíblicas de la "Nueva Biblia de las Americas"